Estanterías

2 items total
Estante FOLD, 50 cm, marrón, hierro, Hübsch
57 € –22 %
44 €
HU21311

Estanterías: la mejor forma de organizar sus pertenencias

Las estanterías son imprescindibles para organizar y dar estilo a los interiores. Se utilizan en salones, cocinas, baños, dormitorios y despachos domésticos y en Kulina ponemos a su disposición una amplia gama de estanterías elegantes, modernas y funcionales para todos los gustos, necesidades y exigencias.

¿Cuáles son los tipos de estanterías más populares?

Existen estanterías de distintos tipos, diseños y materiales, cada una de ellas con una finalidad y estética específicas. He aquí algunos tipos habituales de estanterías:

  • Estantes flotantes: Estas estanterías parecen "flotar" en la pared con soportes o soportes ocultos. Proporcionan un aspecto limpio y moderno, ideal para exponer artículos decorativos, libros u objetos pequeños.

  • Estantes murales: Estos estantes se fijan a la pared con soportes visibles. Las hay de varios estilos, como estanterías sencillas de madera o con estructura metálica, y pueden albergar una gran variedad de objetos.

  • Estantes de esquina: Diseñadas para encajar en las esquinas, estas estanterías maximizan el aprovechamiento del espacio en zonas que, de otro modo, podrían quedar inutilizadas. Pueden ser independientes o de pared.

  • Estanterías: Normalmente más grandes y resistentes, las estanterías están diseñadas para guardar libros y otros objetos. Pueden tener estanterías regulables o fijas y pueden presentarse en varias alturas y anchuras.

  • Estantes de exposición: Estas estanterías están diseñadas pensando en la estética. Suelen tener formas y configuraciones únicas, lo que las hace idóneas para exponer objetos de colección, obras de arte u objetos decorativos.

  • Estantes cubo: Las estanterías cubo o cubby consisten en compartimentos con forma de cubo o rectángulo. Pueden colocarse siguiendo distintos patrones y son ideales para organizar y exponer objetos.

  • Estantes escalera: Semejantes a una escalera, estas estanterías tienen estantes progresivamente más grandes a medida que descienden. Ofrecen un atractivo visual único y a menudo se utilizan tanto para almacenar como para decorar.

  • Estantes de alambre: Estos estantes están hechos de malla de alambre o rejillas, a menudo se utilizan en espacios de almacenamiento como despensas, armarios o garajes. Permiten la circulación de aire y la visibilidad, pero pueden no ser adecuados para todo tipo de artículos.

  • Estantes esquineros flotantes: Estas estanterías encajan en los espacios de las esquinas y parecen flotar sin soportes visibles. Combinan las ventajas de las esquinas y de las estanterías flotantes.

  • Estantes independientes: Estos estantes no están fijados a la pared y pueden moverse según sea necesario. Los hay de varios diseños: con respaldo abierto, cerrado o en escalera.

  • Estanterías industriales: Fabricadas con materiales como el metal y la madera, las estanterías industriales suelen tener un aspecto rústico o utilitario. Suelen utilizarse en interiores de temática industrial o moderna.

  • Estantes de cristal: Estas estanterías son de cristal y se suelen utilizar en baños, cocinas o vitrinas. Proporcionan un aspecto elegante y transparente.

  • Estanterías empotradas: Estas estanterías se integran en la arquitectura de un espacio, como las librerías empotradas alrededor de una chimenea o una alcoba.

  • Estantes voladizos: Estas estanterías se fijan a la pared con un único soporte o brazo, dando la ilusión de que la estantería flota.

  • Estantes de cajón: Combinan la funcionalidad de un cajón y un estante. Disponen de un cajón extraíble debajo de la balda para almacenamiento adicional.

Estos son sólo algunos ejemplos de los muchos tipos de estanterías disponibles. A la hora de elegir un tipo de estantería, tenga en cuenta factores como el uso previsto, el espacio disponible, la estética del diseño y los materiales que mejor se adapten a sus necesidades.

¿Cómo decorar una estantería?

Estilizar una estantería implica disponer y organizar los artículos de forma visualmente atractiva y equilibrada. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a estilizar tus estanterías de forma eficaz:

  • Empiece con un lienzo en blanco: Despeja completamente la estantería antes de empezar. Así tendrá un nuevo punto de partida para planificar su arreglo.

  • Elija un punto focal: Seleccione un artículo central o un grupo de artículos que sirvan como punto focal de la estantería. Puede tratarse de una gran obra de arte, una escultura única o un objeto decorativo llamativo.

  • Utiliza la regla de tres: Ordena los objetos en números impares, normalmente en grupos de tres. Esto crea una sensación de equilibrio e interés visual.

  • Varía alturas y tamaños: Mezcla elementos de diferentes alturas y tamaños para añadir profundidad y dimensión al arreglo. Los artículos más altos pueden colocarse hacia atrás, mientras que los más bajos pueden colocarse hacia delante.

  • Capa de elementos: Crea profundidad colocando elementos delante y detrás de otros. Esto puede añadir complejidad al arreglo y hacerlo más atractivo visualmente.

  • Equilibrar simetría y asimetría: Las disposiciones simétricas son visualmente agradables y equilibradas, mientras que las asimétricas aportan dinamismo. Elija el estilo que mejor se adapte a su espacio y estética.

  • Tenga en cuenta el color y la textura: Incorpore una paleta de colores que complemente la decoración de la habitación. Mezclar texturas, como cerámica lisa y madera rugosa, puede añadir interés visual.

  • Incorpore libros: Los libros pueden añadir altura, color y textura. Puedes apilarlos horizontal y verticalmente para variar la disposición.

  • Añada plantas: Las plantas vivas o artificiales pueden aportar un toque de naturaleza y vitalidad a tus estanterías. Añaden un elemento refrescante a la exposición.

  • Objetos personales: Integre objetos personales como fotos familiares, recuerdos de viajes u objetos sentimentales. Estos añaden un toque personal y hacen que el espacio sea exclusivamente suyo.

  • Utilice almacenamiento decorativo: Cajas, cestas o recipientes decorativos pueden ser funcionales y estéticamente agradables, ayudando a mantener organizados los objetos más pequeños.

  • Tenga en cuenta el espacio negativo: No abarrotes la estantería. Deje algo de espacio vacío para que el ojo pueda descansar y apreciar los objetos expuestos.

  • Rota y renueva: No temas cambiar la disposición periódicamente. Rota los artículos, cambia las piezas decorativas y renueva la exposición para mantenerla interesante.

  • Experimenta: Estilizar una estantería es un proceso creativo, así que no tengas miedo de experimentar y probar diferentes disposiciones hasta que encuentres lo que mejor funciona para tu espacio.

  • Da un paso atrás y evalúa: Una vez que hayas ordenado los objetos, da un paso atrás y míralos desde la distancia. Realice los ajustes necesarios para conseguir una disposición equilibrada y visualmente agradable.

Recuerda que el estilo de tu estantería debe reflejar tu estilo personal y el tema general de la habitación. Diviértete con el proceso y deja que brille tu creatividad

Si busca artículos decorativos para colocar en sus estanterías, no deje de consultar nuestra selección de marcos de fotos, álbumes de fotos, portavelas, sujetalibros, figuritas y jarrones. Estamos seguros de que allí encontrará algo que dará glamour a su estantería